16 de octubre de 2013

Sound ROOTS of Dub island



Lee "Scratch" Perry, leyenda viva del dub. Londres, 1988.

La música como producto refleja el espíritu de una cultura. El Dub es expresión popular de Jamaica y su práctica se ha desarrollado gracias a la aplicación de técnicas de producción innovadoras. Dub Echoes (Soul Jazz Records, 2009) es un documental que nos adentra en los orígenes de este género musical y valora su legado, asimilado a la música electrónica de baile y sonidos como el Hip-hop.
El Dub nació en las calles, en reuniones animadas con música de autoparlantes y potenciada con amplificadores de la parafernalia Sound System. La música forma parte importante en la vida de la isla; y la cultura del Sound System aportó con la difusión de material propio y el desarrollo de la grabación en estudio. La industria fabricante de discos de acetato tuvo un avance dinámico con la producción de “dubplates”, soporte donde se registraban temas exclusivos.



John Lydon, Public Image Ltd.
El sonido Dub se construyó a partir de la manipulación en los estudios de grabación, y en esencia era la versión de una canción original que incluía voces. En los setenta alcanzó popularidad la edición de discos de 45 rpm caracterizado por su lado B o instrumental. La base rítmica se constituye con una línea de bajo gravísimo y la marcación temporal de la percusión, amalgamado con los efectos de sonido del instrumento elemental; la consola de mezclas. El ingeniero de sonido emplea sus conocimientos técnicos en el arte del remix y experimenta con la tecnología de la época. Su estudio se convierte en plataforma de sonidos interesantes para grabar. El documental destaca la labor fundacional del ingeniero electrónico King Tubby que tomaba extractos de música pregrabada y le añadía ecos, reverbs y demás recursos.  Lee “Scratch” Perry, figura histórica de la escena, contribuyó con la técnica del sampleo con producciones artesanales en cintas en su estudio Black Ark. El Hip-hop popularizado en Estados Unidos tiene como antecedente la performance del DJ Sound System sobre grabaciones de “toast”. U-Roy, DJ que trabajó con King Tubby en Hometown Hi-Fi, improvisaba contenido sobre una pista instrumental o con voz grabada. Los toasters de Jamaica fueron llamados raperos en otros territorios. La influencia del sonido reggae en Inglaterra tuvo a Don Letts como su recordado portavoz. En la década de los setenta, época de la explosión Punk, era DJ residente en el legendario club londinense The Roxy. Cuenta él que los asistentes a estos conciertos quedaron admirados al escuchar su repertorio “hardcore dub reggae”.

El Trip Hop de Massive Attack
Foto: Richard Bellia
Algo novedoso que sirvió de inspiración a grupos como The Clash que tuvo contacto con Lee Perry; y Public Image Ltd (PiL), emblema del postpunk con el bajo de Jah Wobble en clave Dub en sus primeros álbumes. PiL como proyecto nace durante el viaje que su fundador, John Lydon, realizó junto a Don Letts y Richard Branson, fundador del sello Virgin, a Jamaica para fichar a artistas de reggae. La experiencia le valió a Lydon para investigar esta música e incorporarla a su ecléctica propuesta.

El avance de la tecnología y la búsqueda de nuevos caminos musicales han motivado a las generaciones posteriores a desarrollar estilos basados en la práctica original del Dub. Esta interpretación enriquece su campo de acción aunque los jóvenes estén más familiarizados con los sonidos de actos como Massive Attack, Leftfield, Moorcheba o derivados de la música dance. Echoes de corrientes revitalizadoras que conservan la esencia Dub version de los antiguos discos de vinilo.





 Extracto del documental Dub Echoes (Soul Jazz Records, 2009) del director brasileño Bruno Natal. 
La influencia de Jamaica en la cultura popular inglesa y la música de los años setenta.


www.dubechoes.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario