1 de noviembre de 2014

CATERVAS, maqueta de 1998









CATERVAS 
Pedro Reyes  en voz y guitarra
Javier Reyes  en batería
Wilmer Ruiz en teclado
Raúl Reyes en bajo




CATERVAS es un grupo nacido en los noventa, que gracias a una trayectoria constante ha logrado editar cuatro álbumes oficiales, el último “Lo que brilla en tu paisaje”, editado y lanzado este año; lo cual demuestra las ganas de seguir haciendo música.

Atrás quedaron los primeros años en que junto a otros jóvenes producían en maquetas sus creaciones, influenciadas por las corrientes sonoras del shoegazing, la música alemana de los años setenta, la psicodelia, el post-punk, el ruido; que incorporaban a la textura de sus canciones, obteniendo resultados interesantes en una época donde todo parecía haberse estancado musicalmente. 1996 es el año de inicio de actividades de la banda, fundada por los hermanos Raúl, Pedro y Javier Reyes que, al igual que todo grupo que da sus primeros pasos, intenta generar algo propio y desligado de la matriz que los inspira. El constante ejercicio de ensayo-error necesario para trazar su camino.



Al año siguiente aparecen en el casete “Compilación I”junto a Fractal, Hipnoascensión y Espira, actos agrupados bajo el nombre de Crisálida Sónica, aportando cada uno con sonoridades bullentes producto de la experimentación con los recursos técnicos disponibles. Este registro compartido es la antesala a la presentación del primer álbum del grupo, aunque solo sea mencionado y quede al margen de la discografía oficial en disco compacto, por ser una grabación en formato de maqueta con sus implicancias en cuanto a calidad de sonido. 

Este casete nos muestra las primeras composiciones de Catervas, grabadas entre julio de 1996 y enero de 1998, caracterizados por la construcción de melodías envolventes sobre una base pop, tratando de hacerse de una identidad a base de manipulación instrumental.

El lado A de la maqueta nos remite de manera protagónica al post-punk inglés por momentos cadencioso (“Viajar” y “Piedra dormida”) y en otros palpitante (“Círculo existencial”). Las influencias ochenteras saltan al oído y fluyen en casi la totalidad de esta primera parte, salvo el último track, “Clave de ángeles”, un prolongado ejercicio de sonoridades etéreas de la escuela shoegaze. 

La cara B nos muestra a unos catervas más eclécticos en cuanto a sonido. La primera versión de “Garabatos”, variada ligeramente en letra y música para la producción del primer CD, es la canción pop clásica del grupo; envuelta por una capa de efectos generados por sintetizador.
El bajo lleva las riendas rítmicas en “A caminar”, que junto a “Tacto” vuelve al postulado pospánico. El quiebre viene con “Cíclica”, instrumental que amalgama efectos no aleatorios acoplados al bajo en modo dub. Uno de los momentos destacables de la maqueta es “b-2ble-p”, donde el teclado emite una melodía oscilante en ascenso hasta envolverse con el sonido de la guitarra, como la ola que revienta en la roca. “La danza de las cuerdas” es el instrumental de cierre, que reafirma el apego catervesco a las estructuras de rasgo exploratorio.

Una presentación con resultados prometedores para la banda, dado su potencial trabajado y pulido en sus siguientes entregas, con un manejo adecuado de la grabación en estudio. Un grupo que ha tenido la cualidad de mantenerse vigente y renovado en cada disco.







Clic en la imagen para descarga 
de la maqueta.







No hay comentarios :

Publicar un comentario