5 de diciembre de 2013

Éxodo y su espíritu rocanrolero.Entrevista en diario Cambio (1987)




Primera formación de Éxodo que participó en la grabación del casete Volumen 2.
Fotografía publicada en el diario El Nacional.

Éxodo fue una de las bandas más originales de la movida subterránea. Desde sus primeras presentaciones hacia fines de 1984 - con ese estilo irreverente muy diferenciado de sus pares con quienes compartía escenario, compuesto en su mayoría por punks y hardcores que lanzaban furiosas afrentas contra el sistema – estos eran festivos rocanroleros, quienes ejecutaban sus canciones con enérgico desenfado capaz de mover los pies a más de uno. El debut sonoro fue con el Volumen 2 (Nave de los prófugos, 86.001) casete compartido junto a grupos como Flema, Delirios Krónikos y S de M. En esa ocasión registran sus temas "Rock en Lima la podrida" y "El siglo pasado".


Siempre en la voz del larguirucho César N – subte que vestía siempre a lo Elvis Presley – sacaron a mediados del año 1986 su primera y única maqueta titulada Rock and roll para los incrédulos (Nave de los prófugos, 86.002) distribuida por ellos mismos, la cual contiene los temas más recordados por la movida subte como "Rock en Lima la podrida", "El siglo pasado", "Éxodo" y "Ella la nocturna". 

A la par esto significó el fin de su primera época, debido al involuntario alejamiento de su cantante, por motivos familiares. Con ello, los demás integrantes siguieron distintos caminos. A su regreso, César N se propuso reactivar la banda, quedando como único integrante original. A pesar de todo, volvieron nuevamente al ruedo participando en muchos conciertos, a fin de recuperar el tiempo perdido.

De acuerdo a esta entrevista de 1987, Éxodo fue contratado por la compañía discográfica El Virrey que se ofreció a producir y editar su material, hecho que lamentablemente no se llegó a concretar. Tiempo después, César formaría la banda Combustible, siempre dentro del rocanrol salvaje de los años Cincuenta que era la esencia de su música.






Éxodo 
y su puro estilo contestatario.
Mucho más que subterráneos.



Diario Cambio
Sábado 5 de setiembre de 1987.

El grupo nacional Éxodo se consagró definitivamente al pasar a las semifinales del “Primer Concurso de rock no profesional”, pero lamentablemente dejarán de ser serios animadores de este festival, único en su género, ya que acaban de firmar contrato con discos El Virrey, para lanzar de un momento a otro su primer 45rpm, con temas de su inspiración.
Haciendo un poco de historia, Éxodo se creó alrededor de noviembre de 1984, según sus integrantes “por la necesidad de encontrar un escape a las tensiones de la época”, hallando en el rock el refugio que necesitaban sus almas. Nació por eso, con el nombre de Éxodo, huyendo definitivamente del rock comercial y encontrando alivio en el rock contestatario, “porque antes del negocio, está el sentido por el rock primigenio”.
Éxodo está integrado por 5 jóvenes muchachos, que no se identifican por sus nombres de pila, sino simplemente por sus apelativos musicales, el líder del grupo César “Largo” (voz), Toño (primera guitarra), “Coyote” (segunda guitarra), “Pogui” (bajo) y Zalamandra (batería). Ellos ya han sacado al mercado subterráneo una placa casete con temas ya conocidos por los seguidores de este importante movimiento, canciones como “Rock en Lima la podrida”, “El siglo pasado”, “Depresión”, “Rockear”, entre otras, ya gozan del aprecio del público.
Nuestra inusual y despreocupada charla se inicia de la siguiente manera: “No nos interesa el rock comercial, que otros hagan lo que se les ocurra, sus canciones no tienen más que un fin lucrativo. Lo comercial está orientado hacia la música susceptible, cursi, para llamar la atención del público y así de esta manera contar con la difusión de la radio. En cambio nosotros, nos tenemos que limitar, por el poco apoyo que tenemos y que nos dan por la música que tocamos, especialmente por las palabras que utilizamos pero no sabemos por qué si son palabras que utilizamos todos en la calle, en la casa, sólo que nosotros las cantamos”.

Se confunde mucho lo que es el punk y el subterráneo, ¿Qué diferencia hay entre ambos?
“El punk es más violento, pienso que más consciente en su propuesta contra la sociedad injusta. Sus letras son crudas, radicales y aunque ellos también son subterráneos, no todos los subterráneos son punks, porque nuestra música es más ligera, el ritmo es más divertido, inclusive puede llegar el momento en que el público escuche nuestra música y se ponga a bailar”.

“En el Perú el punk es más una moda que un movimiento, los 'punkeros' son grupos subterráneos, que comparten un espacio juntos y entre ellos hay jóvenes que usan el punk, no en su forma de protesta sino como una simple forma de vestirse o cortarse el pelo, ellos no son verdaderos punks, simplemente son novedad”.
Lamentablemente este y otros grupos no encuentran el apoyo que necesitan para dar libertad a sus creaciones, teniendo que recurrir a actividades para recolectar dinero y sustentar los gastos que requieren los instrumentos y el local para los ensayos. Actualmente realizan diversas presentaciones en la capital y tienen pensado también realizar una pequeña gira a provincias. “Queremos ir a tocar a Ayacucho, porque es allí donde necesitan nuestra música”, dijeron.

Éxodo ha recibido influencias de diferentes grupos peruanos y del exterior pero la mayor de sus influencias las han recibido del ritmo y estilo musical del rock primigenio, el llamado rock de los 50's. “Nosotros no interpretamos el rockabilly”, sino que nuestra música se inclina al ritmo que se inspira en el primer rock, con instrumentos nada complicados, con un sonido limpio de guitarra, una batería y el bajo, claro y la voz un poco gruesa.

























No hay comentarios :

Publicar un comentario