9 de mayo de 2014

Éxodo y su Rock and roll para los incrédulos




Éxodo fue una de las bandas más originales de la movida subterránea. Desde sus primeras presentaciones hacia fines de 1984 - con ese estilo irreverente muy diferenciado de sus pares con quienes compartía escenario, compuesto en su mayoría por punks y hardcores que lanzaban furiosas afrentas contra el sistema – estos eran festivos rocanroleros, quienes ejecutaban sus canciones con enérgico desenfado capaz de mover los pies a más de uno. El debut sonoro fue con el Volumen 2 (Nave de los prófugos, 86.001), casete compartido junto a grupos como Flema, Delirios Krónikos y S de M. 


Siempre en la voz del larguirucho César N – subte que vestía siempre a lo Elvis Presley – sacaron a mediados del año 1986 su primera y única maqueta titulada Rock and roll para los incrédulos (
Nave de los prófugos, 86.002) distribuida por ellos mismos, la cual contiene los temas más recordados por la movida subte como "Rock en Lima la podrida" y "El siglo pasado". 






Click en portada para descarga.







Lado A
1. Depresión
2. Dos partes *
3. Reacciona
4. Ella la nocturna
5. Siglo pasado
6. Antídoto para el amor
7. Ya no más

Lado B
1. Rockear
2. Éxodo
3. Ella es trago y rock
4. Tirando piedras
5. Rock del tiempo
6. Rock en Lima



Éxodo son:
César N: voz
Luis U: segunda guitarra
Mario C: primera guitarra
Marco Antonio: bajo
Dante G: batería

Producido por Nave de los prófugos (86.002).
* Tema hecho en base a la melodía "Al ritmo de Beethoven" de Chuck Berry, con arreglos de Mario C y letra de César N. 
Carátula Leo Scoria
Diseño Iván Zurriburri
Gracias a: Daniel F, Iván Z., Leo S., Fílderes, a los incrédulos, al capitán Paco por darnos la oportunidad de grabar y a toda la mancha subterránea.












2 comentarios :

  1. gracias por compartir la descarga :D

    ResponderEliminar
  2. De nada, Enzo. La música está para compartirla. Sólo busqué y digitalicé los casetes, el mérito es de los músicos.
    ¡Pasa la voz a tus patas rockers! Saludos ;)

    ResponderEliminar