23 de enero de 2016

Punk en Perú








Punk en Perú



Punks o no, lo cierto es que de un modo era ese el sino de la movida subterránea; al menos espiritualmente. Luego vendrían quienes dirían que “nada que ver” o que se trataba de simples poseros. La onda colectiva parece haberse perdido un tanto entre las sucias calles limeñas, pero por suerte van quedando quienes se interesan por hacer rock en este país. Y no precisamente para cantar edificantes melodías contra la droga o tontas y huecas canciones de amor. Zcuela Crrada está grabando un disco, “Del otro lado”, que aparecerá pronto bajo el sello CBS. Éxodo tiene una maqueta (casete grabado con recursos propios) de doce canciones que se vende en el mercado subterráneo de rock: La Colmena, a la altura de la Villarreal. Leusemia sacó un LP pésimamente producido por El Virrey; pero Daniel F., solitario e imprevisible como siempre, a veces dice que va a sacar también su maqueta, si no fuera porque sus productores se están haciendo los locos.







UNA MANERA DE SENTIR
EDWIN Z., compositor y cantante de ZCUELA CRRADA.





Edwin Zcuela y su banda en la No Helden, 1985. 



La onda PUNK se vive en todo lo que acontece, es una manera de ver y sentir las cosas. Y dentro del plano musical, por ejemplo, se acaba con todos los mitos como aquello de hacer una música bonita y romper la distancia que hay entre el artista y el público.
Por eso, el PUNK marca la ruptura con el estilo de música que imperaba en los años ’70, época en la que era imprescindible que un grupo de rock tenga todos los recursos sofisticados para hacer música. En cambio, con el PUNK los que quieren tener su grupo se juntan, hacen sus instrumentos, se ponen a tocar y a cantar y llegan a un escenario.

¿Pero más allá del ámbito musical qué significa el PUNK para ti?
Al final de cuentas es una actitud irreverente y escéptica frente a todo, justamente –y aunque suene contradictorio- para revalorizar la vida, para ubicarse y asumir uno lo que quiere ser. En este sentido, se revaloriza también la importancia de la onda comunicativa y se toma la violencia como un arma para llamar la atención a la gente que vive indiferente y completamente absorbida por el sistema.

¿Eres punk?
No, porque yo solo he retomado la onda musical, pero no la forma de vida.

¿Por qué?
Yo no me considero marginal. Marginal es la chicha, eso es lo que más se acerca a la onda PUNK por la composición social de la gente y por la violencia potencial que tiene.
En nuestro caso, nosotros solo hemos retomado lo musical porque nuestra sociedad es diferente a la inglesa. Los punks aparecieron allá, pero acá es otra realidad. Yo lo he asumido en cierto momento como una onda de inconformismo, porque uno quiere hacer algo y no tiene a la mano los medios.

¿Por esa circunstancia no te consideras marginal?
No. Porque yo quise tener un buen grupo, hacer música y sacarles la michi a todos los Chachis Luján hasta borrarlos del mapa.





CORRIENTE QUE NOS DIO EL EMPUJE
CÉSAR N., vocalista de ÉXODO.
El punk fue una corriente importante que dio el empuje a varios patas para hacer grupos musicales. Se reprimían. “No  tengo instrumentos…” y así dejaban pasar la oportunidad, la idea. Pero a la vez también se fueron preguntando, “Si lo hacen en Inglaterra o Argentina, ¿por qué nosotros no?” Eso fue todo, pero de ahí a ser PUNK, nada que ver. Eso no significa ser PUNK.

¿Entonces?
Ser PUNK es asumir toda una forma de vida, pero nosotros no somos obreros ingleses ni nada. Somos patas de barrio, lo que pasa es que empezamos a hacer música que se parecía a la de los punks y se corrió la voz de que eso era ser punk.






RUPTURA CON TODO
DANIEL F., fundador y cantante del extinto grupo LEUSEMIA.

El punk fue una ruptura con todo lo establecido, en el plano social, musical, etc. Fue un sentimiento profundo de independencia, una cosa diferente. En el aspecto musical trató de desterrar toda esa idea y esa imposición de que para hacer un grupo musical necesariamente se tiene que usar instrumentos y otros recursos que son sofisticados y costosos. Todo eso cayó por los suelos gracias al movimiento PUNK donde lo importante es hacer música sencilla con lo que se tiene a la mano y sin saber nada. La utopía: que cada uno haga lo que quiere y se comunique con los demás.
No sé si hubo PUNK o no acá. Lo que sucede es que yo quería escuchar un tipo de música y como no existía la hice y ya. En este sentido el PUNK más que nada para nosotros ha sido un sentimiento, por eso nunca nos hemos enarbolado como punks.
Prefiero que me califiquen de subterráneo a PUNK, porque no soy tal, lo que sucedió es que me gustaba hacer música, componer letra no. Y como tanto me gustaba, hice mi grupo para vacilarnos, ahora ya me hartó todo eso y solo lo hago para mí.




“PUNK. El estallido que estremeció el rock”. En suplemento Estilo del diario La República, edición del 22/02/87.















No hay comentarios :

Publicar un comentario