14 de octubre de 2014

analogue to digital: CABARET VOLTAIRE #7885 electropunk to technopop






Clic en la portada para descarga del álbum.
Clic at cover to download.





"El periodista Jon Savage tenía una eventual columna en la revista Sounds que yo solía llamar 'New Musick'. En dicho espacio, él o Sandy Robertson generalmente comentaban sobre grupos como THE RESIDENTS, DEVO y THROBBING GRISTLE, así que cuando apareció un artículo refiriéndose a CABARET VOLTAIRE en 1978, me llamó la atención de inmediato. En ese momento todavía no habían publicado material, el “Extended Play” salió en noviembre de ese año, y también aparecieron en el primer lanzamiento de Factory, “A Factory Sample”, al año siguiente. Fue en esa época cuando los conocí por primera vez en la tienda Rough Trade. Además, recuerdo haber conversado con Tony Wilson sobre ellos cuando estuve en Manchester abriendo el concierto de Prag VEC en The Factory (ubicado en el Club Russell, en Hulme), un club que funcionó como un precedente de The Hacienda, Tony estaba emocionado de lo que sería la primera publicación de su sello, un 7” doble, con la participación de Cabaret Voltaire.
En noviembre de 1978, la promotora de conciertos Final Solution me invitó (bajo el nombre de The Normal), junto a Robert Rental (este sería nuestro primer show en vivo), a tocar en el club Cryptic One en Bishops Bridge Road, al oeste de Londres, con Throbbing Gristle, Metabolist y Cabaret Voltaire. Fue un evento para celebrar la “nueva música electrónica”, esta fue la primera vez que la pasé junto a Richard H. Kirk, Stephen Mallinder  y Chris Watson. Recuerdo que ellos tenían su propia mística, como personas y como banda, pero eran accesibles. Más adelante nos veríamos cada vez que nos presentábamos, en Londres y en Rough Trade Shop.

Fue el comienzo de lo que parecía ser una escena, el punk estaba en agonía, el new romantic apenas estaba ocurriendo. Nada como la escena que se formó a inicios de los ochenta, que era más oscura, básicamente un montón de subculturas vinculadas – un repertorio de comienzos y finales.  Clubes como el Studio 21 en New Oxford Street serían el punto de reunión donde se presentaban los Cabs, TG, The Human League, incluso The Normal en algunas ocasiones. Nosotros estábamos interesados en Burroughs, personaje muy  mencionado; pero él parecía mantener un tipo de influencia especial para Cabaret Voltaire. Ellos usaban la técnica del “cut up”, patentada por Burroughs y Gysin, en su música y letras. Fue una época interesante, al analizar esta forma de arte creativa proveniente de distintos ángulos .

El estado de ánimo en ese contexto era la distopía, pero una distopía futurista. Todo parecía muy nuevo. Nosotros usábamos nuevas técnicas, -  tanto en la forma en que creábamos música, con pasión pero sin destreza o conocimiento técnico, y además éramos autosuficientes. CABARET VOLTAIRE demostró esto con su música, en lo visual con la puesta en marcha del sello de VHS Doublevision, que estuvo muy por delante de su época. Era como si estuvieran destruyendo gran parte de lo que había ocurrido antes, del mismo modo que las bandas alemanas como NEU! y CAN, que buscaban hacer música para de alguna manera borrar el pasado. Ellos eran “anti-guitarra” en su sentido tradicional, en su lugar usaban instrumentos para crear ruido. Y por supuesto, eran conscientes en su búsqueda de algo nuevo.

A medida que los Cabs se volvían más prolíficos con sus publicaciones en Rough Trade Records y yo estaba más ocupado con Mute, perdimos contacto. Sin embargo, recuerdo una reunión con Chris Watson allá por el año 1982, cuando me encontraba en el estudio de Tyne Tees TV con Depeche Mode. Chris estaba grabando el sonido para el programa musical televisivo The Tube, fue una gran sorpresa ver un rostro inesperado por ahí. En ese momento no tenía conocimiento de que él había dejado la banda, pero al mirar atrás es comprensible que Chris se convirtiera en un grabador de sonido y no es de extrañar que tuviera mucho éxito en ello. Siempre es genial ver aparecer su nombre en los créditos del último documental sobre naturaleza de la BBC.









Más adelante Richard y Mal me pidieron remezclar el tema "Hypnotised", fue muy divertido hacerlo, además de compartir nuevamente el escenario con ellos. En ese tiempo CABARET VOLTAIRE tenía contrato con Virgin, a través del sello Some Bizarre, de Stevo Pearce. Había escuchado lo que ellos estaban produciendo en tracks como "Sensoria" y "I want you" en MTV, tenía sentido verlos ahí. En los primeros años de MTV se difundían menos programas grabados y las bandas británicas estaban creando efectos innovadores, algo que siempre había sido importante para Cabaret Voltaire, en particular la manipulación del video, que llegó a ser más accesible. El trabajo realizado con el director Peter Care en la película Johnny YesNo, los videos de larga duración publicados en Doublevision y su versión del video "pop", fueron rompedores y maravillosamente subversivos en la escena musical oficial.

La primera vez que Mute participó en la publicación de los trabajos de Cabaret Voltaire fue en 1990, con la reedición del catálogo de los primeros años. Eran los inicios de "The Grey Area of Mute Records" y yo estaba muy emocionado por la oportunidad, ellos encajaban en el concepto de la división del sello, que en ese momento apenas comenzaba a publicar el catálogo de CAN y THROBBING GRISTLE. El trabajo, en estrecha colaboración con Richard, resultó en la publicación de casi todo lo producido en la época auroral de los Cabs. Trece álbumes lo dicen todo, catorce si se incluye la colección METHODOLOGY. El impacto que tuvieron en la música tecno y Electronic Dance Music sigue siendo evidente en la actualidad. DJs contemporáneos y artistas continúan hablando acerca de su importancia e influencia. Su música es un testimonio que se mantiene firme al paso del tiempo. Desde mi primera impresión a fines de los setenta hasta la publicación de esta compilación, lo profundo de su música me sigue inspirando. Estoy muy orgulloso de haber trabajado con esta música tan poderosa".


Daniel Miller, 2014.
Mute.




 



Comentario de Daniel Miller, incluido en el librillo de la edición digipack "CABARET VOLTAIRE #7885 electropunk to technopop".
Traducción: Antena Horrísona.





No hay comentarios :

Publicar un comentario